Log in

Consejos y Remedios

Abrazar significa "tocar el alma"

Motivos para abrazar hay muchos, por lo que te recomendamos no dejes pasar un día sin abrazar a tu pareja. Un abrazo te puede cambiar el estado de ánimo en un segundo, son una fuente de energía y te ayudará a fortalecer los vínculos afectivos.

Abrazar a tu pareja te traerá beneficios tales como:

  • Pasarás de la tristeza a la felicidad en un instante
  • Aumentará tu autoestima
  • Te dará seguridad y confianza
  • Te ayudará a reconciliarte
  • Incrementará la sensación de satisfacción y te motivará a tener intimidad

Con el contacto de un simple abrazo le demostrarás a tu pareja lo mucho que la amas y te sentirás plenamente feliz.

¿Cómo cuidar tus dientes? 5 consejos prácticos.

La boca es la puerta de entrada al organismo de todos los gérmenes y es donde se acumula un mayor número de bacterias. De ahí la importancia de su correcto cuidado para mantener una buena salud general. Más allá de las enfermedades propias de la boca como caries, gingivitis o periodontitis, las bacterias también pueden provocar enfermedades renales, cardiovasculares o diabetes.

Siguiendo los siguientes consejos, verás cómo tus dientes se mantendrán sanos toda la vida.

1. Cepilla los dientes después de cada comida

Lo más recomendable es cepillarse los dientes 30 minutos después de cada comida. Si te cepillas la boca justo después de comer extenderás el ácido que produce la ingesta de cualquier alimento o bebida, favoreciendo la erosión del esmalte. Si no puedes cepillarte después de cada comida, debes hacerlo como mínimo tres veces al día. El cepillado nocturno es el más importante, para evitar la proliferación de las bacterias de los residuos de alimentos ingeridos durante el día.

Además del cepillado, hay que utilizar el hilo dental para retirar todos los restos de comida entre los dientes, o utilizar irrigadores dentales de uso doméstico. De esta forma también evitamos la halitosis, causada generalmente por la presencia de restos de alimentos.

2. Cuida la alimentación

Lo más recomendable es llevar una alimentación equilibrada para conseguir una correcta salud bucodental a largo plazo. Moderar el consumo de dulces y bebidas azucaradas, es clave para evitar las caries. La fruta es el mejor sustituto de estos productos, al mismo tiempo que limpia la superficie de los dientes y las encías.

3. Evita el tabaco

El tabaco es uno de los principales enemigos para la salud de tus dientes y boca. Además de la halitosis, favorece la enfermedad periodontal, provocando la pérdida de piezas dentales, y junto al alcohol, es la principal causa de cáncer oral.

4. Bebe abundante agua durante el día

La saliva es la encargada de limpiar los dientes de forma natural, de ahí la importancia de beber abundante agua durante el día, especialmente durante los meses de calor, para evitar la deshidratación. La deshidratación provoca que la boca sea más propensa a infectarse e inflamarse, aspectos que generan una menor segregación de saliva.

5. Acude a tus revisiones periódicas

El éxito total de una buena salud bucodental, está en la prevención. El cuidado diario debe combinarse con evaluaciones periódicas en el dentista, además de las tradicionales limpiezas bucales.

Limonada de jengibre para aliviar el resfríado

 

La siguiente bebida terapéutica te ayudara a aliviar los síntomas comunes de la gripe.

Ingredientes:

- Miel
- 3 limones
- 4 tazas de agua
- raíz de jengibre

Preparación:

- Se exprime el jugo de los tres limones.

- Se corta una pequeña raíz del jengibre, y se ralla bien fina.

- Se mezclan el jugo de limón y la ralladura de jengibre en un recipiente, y se agregan las 4 tazas de agua.

- Al final se le añaden dos cucharadas de miel a la limonada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La dieta que tu piel necesita...

Una dieta equilibrada, rica en ciertas vitaminas y minerales y con una gran variedad de vegetales y frutas, es la clave para lucir una piel bien cuidada e hidratada.

• El agua es fundamental para la hidratación de la piel. En la mayoría de las verduras y frutas más de 90 gramos por cada 100 gramos del producto son agua, por lo que es muy aconsejable ingerir estos alimentos a diario, para obtener el agua que necesitamos.

• Alimentos grasos

Ácidos grasos monoinsaturados: en el aceite de oliva y el aguacate.
Ácidos grasos poliinsaturados: en aceites de semillas, frutos secos oleaginosos y el pescado, principalmente el azul.

Cómo reconfigurar tu cerebro para mejorar tu poder mental

Seguramente alguna vez has estado en una situación en la que tratas desesperadamente de recordar el nombre de alguien o un lugar, pero no lo logras, cierto?

No todas las esperanzas están perdidas, tu poder cerebral lo puedes mejorar con entrenamiento, siguiendo los siguientes consejos:

  • Sigue una dieta saludable para tu cerebro

La función cerebral depende en gran medida de los niveles de glucosa, de ahí que tus niveles de azúcar tienen que estar controlados para mantener tu mente clara.

Debes comer alimentos que te gusten para liberar dopamina química en el sistema de recompensa del cerebro, asi como disfrutar tus comidas junto a otras personas, pues socializar afianza los efectos positivos de una dieta buena y saludable para tu cerebro.

Es importante no eliminar las grasas por completo de tu dieta y seguir una dieta saludable y variada para ayudar a mantener los microbios a un nivel adecuado y el cerebro saludable. Ácidos grasos básicos de nueces, semillas, aguacates o pescado son buenos para el cerebro, al igual que el romero y la cúrcuma.

  • Practica ejercicio

Hacer jercicio, sobre todo al aire libre, explorando a su vez un nuevo lugar, una nueva forma de hacer las cosas o compartiendo este tiempo para intercambiar ideas con otra gente, favorece el crecimiento de nuestro cerebro, permitiendo que nuevas células formen un circuito. El deseo de compartir contribuye a impulsar los efectos del ejercicio y la interacción social en el cerebro. Aprender algo mientras estas en movimiento es muy aconsejable, es la mejor manera de ayudar a tu cerebro a memorizar cosas nuevas.

  • Duerme lo suficiente y despiértate bien

Además de dormir 8 horas diarias, la clave está en cómo te levantas.

Idealmente, debes dormir en una habitación oscura y levantarte con luz que vaya aumentando gradualmente, como el amanecer.

La luz penetra a través de los párpados cerrados y prepara al cerebro para que tengamos una mejor respuesta al despertar del cortisol. La cantidad de cortisol en tu cuerpo al levantarte determinará cómo trabajará tu cerebro durante el día.

  • Escucha música

La música estimula el cerebro de una manera única, reforzando la cognición general y la memoria musical.

  • Aprende algo nuevo, busca nuevos desafíos

Participar en una clase de arte o aprender un nuevo idioma aumenta la elasticidad de tu cerebro. Jugar y competir con otras personas es muy aconsejable ya que el estímulo de un nuevo desafío al mismo tiempo que interactúas socialmente, ayuda considerablemente al cerebro.

  • Desconéctate y escápate del estrés prolongado

Una pequeña dosis de estrés siempre es necesaria pues nos ayuda a producir cortisol, una hormona que nos produce energía en un corto lapso de tiempo y nos ayuda a centrarnos. Pero la ansiedad prolongada y altos niveles de estrés, son tóxicos para el cerebro.

Es esencial aprender a desconectarnos de vez en cuando, para que el cerebro descanse y de esa forma, también estaremos ejercitando una parte diferente del cerebro.

Si te resulta muy difícil relajarte debes explorar algunas técnicas de relajación como la meditación que te ayudarán a que los hormonas del estrés vuelvan a niveles adecuados.

¿La época veraniega nos vuelve más agresivos?

¿Has notado que estás más susceptible o agresivo en verano? ¿Las personas que te rodean están más alteradas y el ambiente es más estresante que de costumbre? Quizás, el calor puede ser la causa.

El calor, el ruido y la falta de espacio personal potencian los niveles de estrés, ansiedad e ira, provocando un estado susceptible, alterado, estresante e irascible, que a su vez desencadena actitudes violentas y agresivas.

 Diferentes estudios realizados en ciudades estadounidenses, comprobaron que en la misma medida en que aumentan los grados de temperatura, aumentan los disturbios. Otra investigación sugirió que los delitos que implican violencia eran más propensos en la época de verano. Otros estudios demostraron que en esta época, las tareas que requiere concentración, provocan mas estrés de lo normal, resultando en peores resultados y un menor rendimiento académico y laboral.

El ruido es otro factor desencadenante de la agresividad. es el ruido. Si el ruido está dentro de ciertos parámetros de intensidad y lo podemos controlar, logramos adaptarnos a él y tener respuestas más pacíficas, pero cuando es incontrolable e impredecible nos afecta enormemente. El ruido tiene efecto acumulativo, provocando reacciones más emocionales que razonables, donde tiene cabida la irritación y las respuestas agresivas ante la minima provocación.

El hacinamiento, es otro desencadenante de actitudes agresivas. Las investigaciones demuestran que el hacinamiento rompe nuestro equilibrio natural y si la situación no facilita el retorno al espacio personal adecuado para lograr la armonía, las respuestas pueden ser descontroladas. En situaciones con alta densidad de personas o en espacios limitados, el estrés aumenta y las reacciones son más irascibles y violentas. Los hombres se ven más afectados en este caso, que las mujeres.

Si eres de los que el calor y el estrés de la época te afectan, trata de buscar tiempo para escapar de la rutina y relajar tu cuerpo y mente, practica técnicas de relajación y no dejes que estados emocionales de ira y agresividad perturben tu felicidad.