Log in

Actualidad

Festejando el Día de Acción de Gracias sanamente

Llegaron los festejos del Día de Acción de Gracias, y deseamos que lo disfrutes con tu familia y amigos con alegría, pero ocupándote también de tu salud.

Generalmente esta cena, está llena de carbohidratos y azúcares, pero los siguientes consejos te ayudaran a disfrutar sanamente:

  • Primero que nada, enfócate más en tu familia y amigos, en compartir y divertirte. La comida puede pasar a un segundo plano.
  • Comienza el día con un buen desayuno. Saltarse las comidas habituales del día es una mala decisión, pues llegar con excesiva hambre a la cena, nos hace perder la selectividad y comer en grandes cantidades.
  • Bebe suficiente agua durante el día, antes de cada comida y antes de la cena.
  • Come una porción de frutas una hora antes de la cena o antes de salir de casa si vas a comer fuera.
  • No abandones tu rutina de ejercicios ese día, al menos realiza una buena caminata después de cenar.
  • Al servirte durante la cena, no te sirvas todo al mismo tiempo, comienza por la ensalada. Además, debes escoger sabiamente los platos; hay alimentos que puedes disfrutar todo el año, mientras que otros son específicos de esta temporada, por lo que te aconsejamos darle prioridad a los platos especiales. Sírvete cantidades moderadas.
  • Evita las bebidas azucaradas.
  • No bebas demasiado alcohol, recuerda que las bebidas alcohólicas son altas en calorías por naturaleza.
  • Come despacio, saboreando y masticando bien cada bocado, para que puedas distinguir cuando estás saciado.

Con estos consejos, tu reunión será un éxito y disfrutarás con tus seres queridos del verdadero sentido de esta fiesta.

 


 

La diabetes después de los 50 podría ser una señal temprana de cáncer de páncreas.

 

Quienes desarrollen diabetes después de los 50, deberían conversar con su médico sobre el riesgo de cáncer de páncreas.

El cáncer de páncreas afecta a más de 55.000 personas en Estados Unidos cada año. Alrededor del 80% se diagnostica tarde, cuando ya el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo, por lo que se considera uno de los más mortales, con una tasa de supervivencia general de cinco años de aproximadamente un 8 porciento.

Entre las funciones del páncreas está regular el azúcar a través de la producción de insulina, que reduce los niveles de azúcar en la sangre, y el glucagón, que aumenta los niveles de azúcar en la sangre. Cuando el páncreas no produce suficiente insulina o los tejidos del cuerpo se vuelven resistentes a la insulina, aparece entonces la diabetes.

Los principales factores de riesgo son el tabaquismo, la obesidad, los antecedentes familiares y el envejecimiento, siendo el tabaquismo la causa principal en el 30% de los casos.

Los síntomas del cáncer de páncreas incluyen dolor abdominal, pérdida de peso y fatiga. Y un reciente estudio publicado en el Journal of the National Cancer Institute vincula la diabetes después de los 50 años como un signo temprano de cáncer de páncreas.

De los 50.000 participantes, unos 16.000 desarrollaron diabetes y alrededor de 400 desarrollaron cáncer de páncreas durante el período de estudio que duró 20 años. Según los investigadores, quienes desarrollaron diabetes tuvieron más del doble de probabilidades de desarrollar cáncer de páncreas en comparación con aquellos que no desarrollaron diabetes. Más del 50% de las personas diabéticas con cáncer de páncreas fueron diagnosticadas con diabetes dentro de los tres años de haber sido diagnosticadas con cáncer de páncreas.

Desafortunadamente, no existen pruebas de detección confiables para este cáncer, por lo que la identificación de pacientes de alto riesgo a tiempo, contribuye de manera significativa a aumentar la supervivencia.

¿Por qué debemos ser buenas personas? Para tener buena salud física y mental y vivir con paz, sosiego y felicidad.

Recientes investigaciones demuestran que ser buenas personas mejora la salud. Las buenas acciones hacia los demás, pueden ser una excelente medicina para nuestra salud física y mental.

La Universidad de Columbia realizó un estudio donde proporcionó una cantidad de dinero para gastar a un grupo de participantes mayores con la presión arterial alta. A la mitad de los participantes se les pidió que gastaran el dinero en ellos mismos, y a la otra mitad que lo gastaran comprando un regalo a un amigo, haciendo una donación a una organización benéfica o simplemente beneficiando a otros de alguna manera con ese dinero.

Al cabo de algunas semanas, los investigadores encontraron que la presión arterial de los participantes que habían gastado el dinero en otros había disminuido significativamente en comparación con los que lo gastaron en ellos mismos y así concluyeron que ayudar a otras personas puede beneficiar nuestra propia salud.

Otro estudio similar, de la Universidad Simon Fraser, demostró que las personas que gastaban en los demás eran mas felices que las que lo gastaban en si mismos. Lara Aknin, autora de este estudio, incluso visitó una pequeña aldea rural en la isla de Vanuatu, en el Pacífico y allí también comprobó cómo la compra de bienes para otros la llevó a emociones más positivas que la compra de bienes para uno mismo.

Estudios neurológicos por su parte han confirmado, que las donaciones caritativas activan los centros de recompensa del cerebro.

Hay que tener en cuenta que existe una diferencia entre complacer a la gente y ayudarla; uno mismo es quien elige cuándo y cómo ayudar, en lugar de ser forzado a ayudar a quien se lo pida, o no hacerlo de corazón. La ayuda motivada de forma autónoma aumenta nuestro bienestar, la otra no. Como todo en la vida, hay que encontrar el equilibrio y aprender a decir NO cuando es necesario.

¿Y qué significa para usted ser buena persona?

Para mí, una buena persona es aquella que muestra paz, amabilidad, bondad, humildad, amor, alegría, paciencia y exhibe lealtad, integridad y dignidad frente a todo; alguien con responsabilidad frente a sí mismo y frente a los demás en todo momento, alguien que no juzga a los demás, y que por el contrario sabe ofrecer perdón y comprensión, alguien que ayuda al prójimo de corazón.

Las buenas personas, sobre todas las cosas, saben respetar a los demás y su respeto nace del respeto hacia ellos mismos, se valoran a si mismos y abren su mente ante la diversidad de pensamientos y opiniones sin hacer a los demás sentirse juzgados. Las buenas personas tienen la capacidad de manejar las discrepancias con otras personas de frente y de manera respetuosa.

Las buenas personas aportan luz; la bondad que ofrecen, siempre les regresa. Lo más importante para ellos no es que le reconozcan lo que son y lo que hacen, sino sentirse cómodos con su propia forma de amar a los demás y a la vida

Ser mejor persona día a día debe ser una de las razones fundamentales de nuestra vida, porque en ausencia de nuestra bondad, no somos nada. De nada nos vale ser exitosos en ciertas áreas de nuestra vida, si no somos dignos de ser llamados amigos, padres, hijos, hermanos, pareja o simplemente ciudadanos. Cuando actuamos bien, las flechas que lanzamos siempre revierten en nosotros estados de paz, sosiego y buena salud física y mental.

 “Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible”

-Mahatma Gandhi-

¿Se justifican siempre los tratamientos para el cáncer? ¿Cuál es su opinión?

Este es un tema delicado que despierta pasiones encendidas, donde cada uno de nosotros opina según la experiencia vivida y en el cual a veces es difícil sacar nuestras propias conclusiones, teniendo en cuenta que la mayoría de los oncólogos defienden los tratamientos convencionales para el cáncer -cirugía, quimioterapia y radioterapia- justificándolos en la mayoría de los casos, lo que nos lleva a creer ciegamente en sus recomendaciones cuando nuestra vida es la que está en juego. Hoy día, ya no todos los oncólogos están de acuerdo en cómo se está enfrentando el cáncer.

A continuación recopilamos información valiosa que debemos conocer:

En mayo del año 2013 el diputado conservador británico Maurice Saatchi presentó ante la Cámara de los Lores la siguiente pregunta dirigida al Gobierno: "De las muertes registradas como consecuencia del cáncer, ¿en qué proporción la causa real fue el tratamiento para el cáncer?”

El Subsecretario de Estado del Ministerio de Salud, Earl Howe, respondió: “La Oficina Nacional de Estadística publica anualmente los datos nacionales de mortalidad por cáncer y se recogen los datos en los que el cáncer figura como causa de muerte pero no si la causa real fue el tratamiento. Por tanto lo lamento pero no soy capaz de proporcionarle esa información”.

Maurice Saatchi, replicó: “La clave de la cuestión es que no hay respuesta a la misma, no sabemos si como resultado del tratamiento muere el 1% o el 100% de los pacientes. Pero, sí sabemos que los medicamentos para el cáncer dañan el sistema inmune del paciente a tal punto que no pueden resistir infecciones como el MRSA, la E. coli o una septicemia. ¿Está de acuerdo mi noble amigo en que las estadísticas oficiales del Reino Unido no permiten distinguir entre las muertes por cáncer y las muertes por los tratamientos para el cáncer?"

El Subsecretario asintió y accedió a investigarlo advirtiendo que "puede ser difícil identificar la causa precisa de la progresión o secuencia de factores que dan como resultado la muerte, especialmente entre las personas con cáncer en fase terminal o que son particularmente frágiles y experimentan ya un grave deterioro físico".

Por otro lado, los oncólogos Colin B Seymour y Carmel Mothersill de la Universidad McMaster de Hamilton especializados en radioterapia para el tratamiento del cáncer de mama, publicaron un artículo en el que señalan que todo lo que cree saberse sobre cáncer debería revisarse en profundidad ya que a su juicio las agresivas terapias oncológicas no se justifican en muchos casos. Estos expertos en radioterapia aseguran que se está sometiendo a muchos pacientes a radiaciones innecesarias de carácter preventivo, como mamografías, radiografías y TACs, sin tener en cuenta que son cancerígenas y que muchas de las muertes que se achacan al cáncer se deben en realidad a los tratamientos para el cáncer.

La Sociedad Internacional para el Estudio de la Dinámica de Protones en el Cáncer, que cuenta con más de 150 miembros provenientes de universidades y centros de investigación punteros de más de 30 países, señala por su parte, que no se sostiene defender que la palabra cáncer defina en realidad a doscientas patologías diferentes, cuando todos los tumores tienen más factores en común que diferencias y debieran abordarse de la misma manera y en el mismo punto del proceso biológico y acotan “Sólo podremos curar lo que podamos entender primero.”

Lo cierto es que cada vez se hace más difícil distinguir entre lo que se sabe y lo que se cree saber y pudiera ser que cierta cantidad de las muertes que se achacan al cáncer se deban en realidad a los tratamientos para el cáncer, los cuales no solo no se justifican en un alto porciento de los casos, sino que también son peligrosos y lo provocan.

La Sociedad Norteamericana de Oncología Clínica recomienda que los pacientes con cáncer avanzado y Grado ECOG 3 o mayor, no deben recibir quimioterapia. Suministrar este tratamiento “por si acaso” o porque “de repente puede mejorar”, no es un razonamiento científico. La quimioterapia “paliativa” a un enfermo de cáncer terminal no solo es inútil para alargarle la vida, sino que le empeora la calidad de vida.

Desde el síndrome de fatiga crónica, pasando por el hipotiroidismo, diabetes, arteriosclerosis, y llegando hasta el cáncer, leucemia, lupus, esclerosis múltiple o Alzheimer, nos encontramos ante indicadores de que nuestro natural sistema defensas se encuentra en crisis. De ahí la importancia de acercarnos a todo aquello que ayude a recuperar la vitalidad de nuestro sistema inmunológico.

¿Habrá llegado ya la hora de replantearse de forma urgente los tratamientos utilizados en casos de cáncer?

 Le invitamos a leer “Los otros ojos del cáncer”.

En el Día Mundial de la Diabetes, preguntas básicas sobre la enfermedad.

El Día Mundial de la Diabetes forma parte de la campaña de concienciación más importante del mundo sobre la diabetes. La Organización Mundial de la Salud y la Federación Internacional de Diabetes colaboraron en su instauración en el año 1991, como respuesta al dramático aumento de los casos de diabetes en el mundo.

¿Qué es la diabetes? La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. Se clasifica en diabetes tipo 1 con deficiencia completa de insulina, y diabetes tipo 2 con la resistencia a la insulina por los tejidos.

¿Cómo se manifiesta? Orina excesiva, sed excesiva y/o hambre excesiva

¿Cuál es el tratamiento adecuado? El principal objetivo es la  normalización de la glucemia para prevenir las complicaciones. El enfoque terapéutico comprende la terapia nutricional, un plan de ejercicios y el uso de  fármacos hipoglucemiantes. Los pacientes con diabetes tipo 1 requieren la administración de insulina a partir del momento en que se establece el diagnóstico. En la diabetes tipo 2, se administran fármacos hipoglucemiantes en conjunto con una dieta adecuada y un plan de ejercicios.

 

¿Qué complicaciones pueden esperarse? Retinopatía, cataratas, glaucoma, hipertensión, hemorragias, infarto de miocardio, pérdida de islotes pancreáticos, nefroesclerosis, arterioesclerosis, neuropatía periférica, neuropatía autonómica, pie diabético y otras más.

 

Llevar una dieta sana, seguir una rutina de ejercicios y acudir a tu chequeo médico regular son el punto de partida para la detección y cuidado de la diabetes.

 

Nuestra exclusiva fórmula nutricional DIABETIN PLUS te ayudará a mejorar los síntomas de la diabetes y prevenir sus complicaciones de forma segura y sin efectos secundarios.

DIABETIN PLUS ayuda a lograr ese equilibrio que el organismo necesita para funcionar correctamente: colon limpio, niveles de azúcar estables y que las grasas dejen de ser un peligro.

Recuerda presentar esta fórmula a tu médico.

 

Día Mundial de la lucha contra el cáncer de mama.

Hoy 19 de octubre se celebra mundialmente el día de la lucha contra el cáncer de mama, con el objetivo de crear conciencia sobre la enfermedad, la prevención, el diagnóstico temprano, los tratamientos existentes y los cuidados paliativos.

Cada 30 segundos en algún lugar del mundo se diagnostica un cáncer de mama, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que la detección precoz es primordial. La Coalición de la Prevención del Cáncer, por su parte culpa a los factores ambientales que causan este tipo de cáncer.

Continuaremos discutiendo estos importantes temas durante este mes de sensibilización sobre el cáncer de mama.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.