Log in

Actualidad

NUESTRA NACION NECESITA PROTECCION, RESPETO Y AMOR. DIOS BENDIGA AMERICA.

Comencemos hablando de la importancia de los inmigrantes para Estados Unidos. Las Naciones Unidas estima que tenemos más de 46 millones de inmigrantes que representan un 15% de la población, lo cual refleja cuan importante son los extranjeros para este país. Actualmente, 160 de las 500 empresas más grandes de la clasificación por ingresos elaborada por la revista Fortune, fue fundada por un inmigrante o su hijo. Por ejemplo, el creador de Whatsapp, Jan Korum, es un ucraniano que llegó a Estados Unidos a los 17 años y a los 38 vendió la app a Facebook por 19 millones de dólares. Otro dato importante es que el 9% de los 27 millones de inventores y creadores de empresas, especialmente las de tecnología, son inmigrantes. La inmensa mayoría trabajan la agricultura, contribuyendo también al desarrollo general de la nación. Estados Unidos es un país cuya esencia misma es fruto de la inmigración.

Pero, la inmigración irregular, un tema de debate social y politico en la actualidad, se ha convertido en un fenómeno cuando estamos hablando que en los Estados Unidos, se estima que residen y trabajan más de 12 millones de extranjeros sin autorización legal para ello. El número de irregulares se incrementa entre 500.000 y 750.000 nuevos inmigrantes cada año y esto se considera por muchos como una muestra del fracaso del modelo de gestión de la inmigración y de una normativa que básicamente data de 1986.

Diversas propuestas legislativas han intentado abordar recientemente la reforma de la legislación migratoria y ha sido precisamente la falta de acuerdo lo que ha dado lugar a la aprobación de sucesivas medidas que buscan reforzar el control en frontera y controlar la inmigración irregular. La normativa migratoria de Estados Unidos requiere que los ciudadanos extranjeros que se encuentren en territorio estadounidense posean un pasaporte vigente y un visado o autorización de residencia ya sea temporal o permanente. Quienes carezcan de esta documentación y permanezcan en el país, están ilegales, no pueden legalmente trabajar y están expuestos ser expulsados.

La gran mayoría de los inmigrantes irregulares entran por la frontera sur de México sin ser sometidos a control ni autorización. Se estima que entre el 60 y el 75% entran de forma clandestina o por puestos fronterizos sin pasar revision y el resto de irregulares, hasta un máximo del 40%, entran con un visado de turistas, estudiantes o trabajadores temporales y, después de un periodo de tiempo, se convierten también en irregulares por exceder el tiempo autorizado de estancia y no regresar a sus países.

¿Sabes por qué son importantes las fronteras?
Desde tiempos inmemoriales, la delimitación de las fronteras es uno de los elementos más importantes para el correcto funcionamiento de cualquier Estado, pues a partir de ahí se puede establecer la jurisdicción del gobierno y de sus instituciones. Es a través de la frontera que se delimita el territorio sobre el cual ese Estado tendrá poder.

Las fronteras se han marcado a lo largo de la historia de muy diversas maneras. Al ser la mayoría de ellas creadas por alguna necesidad humana, se pueden utilizar elementos naturales divisorios como colinas, cursos de agua, montañas, accidentes orográficos, etc., o sino se pueden establecer arbitrariamente en un lugar determinado. La frontera es un límite para señalar hasta dónde se puede avanzar y hasta dónde ese paso es ilegal. Cuando las fronteras son difusas, los ciudadanos pierden noción de pertenencia y se tiende a una idea más amplia de ciudadanía. Las fronteras de Estados Unidos y México o las de Israel y Palestina, por ejemplo, siempre han sido fuertes y rígidas con controles militares para prevenir la unión de las dos poblaciones.

La legislación general en materia migratoria IRCA de 1986 establecía una doble regulación que buscaba reforzar el control en frontera y luchar contra la inmigración irregular, a la vez que se favorecía la canalización ordenada de inmigrantes. Pero este modelo se ha visto superado por una realidad en la que el flujo de inmigrantes ha ido creciendo exhorbitadamente. De ahí la preocupación por la creciente presencia de inmigrantes irregulares, que conllevó a la restrición de acceso a los programas federales de asistencia pública y se extendió también a los inmigrantes regulares durante sus primeros cinco años de estancia en el país.

Si bien la deportación masiva no es imaginable, si es necesario proteger nuestra nación, respetar las leyes de este gran país y evitar tantas muertes en el paso fronterizo México-Estados Unidos, uno de los pasos fronterizos más peligrosos del mundo donde unas 376 personas murieron intentando entrar ilegalmente a Estados Unidos en el año 2018 según las estadísticas.

El número de entradas de irregulares se estima entre las 500.000 y las 750.000 anuales. La entrada a Estados Unidos tiene que ser bajo ciertas regulaciones y leyes, porque la inmigración ilegal es desestabilizadora para este país. No hemos sido suficientemente serios en el control de la inmigración y urge “un catalizador” para lograr una reforma integral de la política de inmigración de Estados Unidos.

Las bebidas energéticas afectan al corazón

 

Las bebidas energéticas quizás refuercen demasiado al corazón, creando un estrés adicional en el órgano y haciendo que se contraiga con más rapidez de la usual, informan unos investigadores alemanes.

El estudio muestra la preocupación de que las bebidas energéticas podrían ser malas para el corazón, sobre todo entre las personas que ya sufren de alguna enfermedad cardiaca, advirtió el Dr. Kim Williams, vicepresidente del Colegio Americano de Cardiología.

Por ejemplo, la adrenalina puede hacer que el corazón se acelere, pero ese esfuerzo excesivo puede desgastar al músculo, señaló. También hay posibilidades de que una persona contraiga una arritmia.

En el nuevo estudio, los investigadores usaron imágenes de resonancia magnética (IRM) para medir la función cardiaca de 18 participantes sanos antes y una hora después de que consumieran una bebida energética. Las personas sanas que participaron en el estudio y consumieron bebidas energéticas ricas en cafeína y taurina experimentaron unas tasas de contracción cardíaca significativamente altas una hora después.

La bebida energética contenía 400 miligramos de taurina y 32 miligramos de cafeína por cada 100 mililitros de líquido (unas 3.4 onzas). La taurina es un aminoácido que desempeña varios roles esenciales en el cuerpo, y que se cree que mejora el rendimiento atlético. La cafeína es el estimulante natural que otorga su poder al café.

Tras consumir la bebida energética, los participantes experimentaron un aumento del 6 por ciento en la tasa de contracción del corazón, apuntó el coautor del estudio, el Dr. Jonas Doerner, residente en radiología de la sección de imágenes cardiovasculares de la Universidad de Bonn, en Alemania.

Parece que la mezcla exclusiva de azúcar, cafeína y taurina en una bebida energética podría combinarse para tener un efecto sobre el corazón, advirtió Doerner. Doerner y colaboradores evaluaron a un segundo grupo usando una bebida que solo contenía cafeína, pero esos pacientes no mostraron un aumento significativo en las contracciones del corazón.

Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Doerner se mostró reacio a especular sobre el daño potencial del corazón que podría resultar del consumo a largo plazo de bebidas energéticas, dado que su estudio solo se enfocó en los efectos a corto plazo.

"Hemos mostrado que incluso unas cantidades pequeñas de bebidas energéticas alteran la función cardiaca", advirtió. "Debido a esto, se debe realizar más investigación para abordar las preocupaciones sobre los efectos a largo plazo para los niños y las personas con enfermedades cardiacas".

Pero Doerner sí aconsejó que los niños y las personas que tengan un latido cardiaco irregular deben evitar las bebidas energéticas hasta que se realicen más estudios.

Los tacones altos pueden causarte artritis

Expertos de la Society of Chiropodists and Podiatrists de el Reino Unido, advierten que el uso de tacones altos podría causar artritis.

"Escoger el calzado adecuado puede ayudar a minimizar el estrés sobre los pies y las articulaciones durante la actividad diaria, y puede ayudar a reducir el riesgo de una lesión o daños a las articulaciones", señala el Profesor Anthony Redmond, podiatra e investigador sobre artritis de la sociedad. 

Es cierto que los tacones altos lucen bien y hacen sentir más sexies a las mujeres, pero ponen demasiado presión en los pies, tobillos y articulaciones de la rodilla, provocando estrés en el cartílago, lo que conduce a la aparición de osteoartritis.

"Para usar a diario, la recomendación es optar por un zapato con punta redonda con una altura de talón de no más de una pulgada, y con suela que absorba los golpes para ayudar a minimizar el impacto en las articulaciones", aconseja el profesor Redmond.

Inflamación celular: el enemigo silencioso que arruga, engorda y degenera.

La inflamación crónica celular, que no es catalogada como una enfermedad y no presenta síntomas, es el oeigen de múltiples patologías como el Alzhéimer, Parkinson, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso acáncer de pecho, garganta y colon.

Esta alteración surge como un mecanismo de protección del organismo frente al ataque de virus, bacterias, golpes o incluso por el deterioro de las células; el organismo recibe miniagresiones, estimula las enzimas malas para defenderse y destruye los tejidos sanos. Este mecanismo ocurre en cualquier órgano, ya sea el corazón, el hígado, el riñón o la piel. En una primera fase, se digieren los elementos enemigos, y en la siguiente, los tejidos se regeneran. Esta inflamación, que sí es buena, si se vuelve crónica, entonces es dañina.

Las causas son una mala nutrición, donde se abusa de una dieta rica en hidratos de carbono o en azúcar, el estrés, la falta de sueño, el exceso de exfoliación, la contaminación, el tabaco, el sol y los jabones con químicos.

Según estudios de la Universidad de Bonn y de Massachusetts, el desgaste de las células, provocado por una mala alimentación, el estrés o la contaminación, se convierte en el enemigo invisible número uno de la belleza. Las arrugas, la sequedad, las rojeces o las manchas pueden ser señales de una inflamación interna o externa. El frío es un excelente anti-inflamatorio, por lo que los expertos recomiendan enfriar mascarillas faciales con ingredientes como la manzanilla o el ácido hialurónico y aplicarlas durante 20 minutos.

Es difícil saber si estamos inflamados, pero aparentar menos edad es un signo de “inmunidad” a este proceso, según muestra un estudio de la Universidad Sur de Dinamarca que concluyó que cuanto más cortos son los telómeros, más inflamación crónica existe.

Una manera de comprobar si estamos inflamados, es mediante un análisis de sangre para detectar la proteína C reactiva ultrasensible (PCRus), un indicador que descubre problemas cardiovasculares y reumáticos. La Sociedad Estadounidense del Corazón estableció que en valores inferiores a 1 miligramo de PCRus por litro de sangre (mg/l), no se está afectado, mientras que más de 3 mg/l, el riesgo de sufrir inflamación es alto. Pero este biomarcador no detecta qué órgano es el afectado, si el hígado, la piel o el corazón. Otros indicadores son los interferones y las interleucinas, unas proteínas que trabajan en el sistema de defensa, muy sofisticados y, por lo tanto muy costosos de medir.

Cuando nos inflamamos, nos oxidamos y liberamos radicales libres, causantes de la tez apagada y las arrugas. Ejercicio físico, dejar de fumar, nutrición, controlar el estrés y equilibrio hormonal son la clave para mantener la inflamción silenciosa a raya.

¿El consumo de alcohol contribuye al cáncer?


Para todo el que sigue pensando que beber no contribuye al cáncer, un nuevo informe sugiere que el alcohol es el culpable de una de cada 30 muertes por cáncer cada año en Estados Unidos.

La conexión es incluso más pronunciada con el cáncer de mama, donde el 15 por ciento de esas muertes se relacionan con el consumo de alcohol, añadieron los investigadores.

Y no crea que beber moderadamente ayuda, dado que el 30 por ciento de todas las muertes por cáncer relacionadas con el alcohol se vinculan con un consumo de 1.5 o menos bebidas al día, halló el informe.

El alcohol es un agente cancerígeno "a la vista de todos", pero las personas simplemente no lo ven, señaló el autor del estudio, el Dr. David Nelson, director del Programa de Becas para la Prevención del Cáncer del Instituto Nacional de Salud de EE. UU.

"Como se anticipaba, las personas que usaban más alcohol tenían un mayor riesgo, pero en realidad no hubo un nivel seguro de consumo de alcohol", enfatizó.

Beber moderadamente se ha asociado con beneficios cardiacos, anotó Nelson. "Pero en el contexto más amplio de todos los problemas con que se relaciona el alcohol, el alcohol causa diez veces más muertes de las que previene", planteó.

Lo mejor que pueden hacer las personas que creen que están en riesgo de cáncer es reducir su consumo de alcohol, aconsejó Nelson. "Desde la perspectiva de la prevención del cáncer, mientras menos beba, menor será su riesgo de un cáncer relacionado con el alcohol, y obviamente, si uno no bebe en lo absoluto entonces tiene el riesgo más bajo", señaló.

El informe aparece en la revista American Journal of Public Health.

Para determinar los riesgos relacionados con el consumo de alcohol y el cáncer, el equipo de Nelson recolectó datos de una variedad de fuentes, que incluyen el Sistema de Datos Epidemiológicos del Alcohol, el Sistema de Vigilancia de los Factores de Riesgo Conductuales, y la Encuesta Nacional sobre el alcohol.

Junto con el cáncer de mama en las mujeres, los cánceres de la boca, de la garganta y del esófago también fueron causas comunes de muertes por cáncer relacionadas con el alcohol en los hombres, explicando unas 6,000 muertes cada año.

Cada muerte por cáncer relacionada con el alcohol conllevó una pérdida de vida potencial promedio de 18 años, añadieron los investigadores.

Estudios anteriores han mostrado que beber es un factor de riesgo para los cánceres de la boca, de la garganta, del esófago, del hígado, del colon, del recto y, en las mujeres, de mama, anotaron los investigadores.

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, no está del todo claro cómo el alcohol podría aumentar el riesgo de cáncer. El alcohol podría actuar como un irritante químico sobre las células sensibles, impidiendo la reparación del ADN, o dañando a las células de otras formas. También podría actuar como un "solvente" de otros carcinógenos, como los que se hallan en el humo del tabaco, ayudando a esas sustancias a entrar a las células con mayor facilidad. O el alcohol podría afectar los niveles de hormonas claves como el estrógeno, aumentando las probabilidades de cáncer de mama.

Una experta dice que los hallazgos del estudio son coherentes con lo que se ha mostrado antes.

"Nadie recomienda que si no bebe comience a beber por ningún motivo", señaló Susan Gapstur, vicepresidenta de epidemiología de la sociedad del cáncer. "Si bebe, limite el consumo".

Gapstur afirmó que fumar es un factor mucho más potente que el alcohol en las muertes por cáncer. Aunque cada año se pueden atribuir unas 20,000 muertes por cáncer al alcohol, más de 100,000 muertes por cáncer son provocadas por fumar, advirtió.

Para hallar un equilibrio entre el riesgo de cáncer que el alcohol conlleva y su posible beneficio para la prevención de la enfermedad cardiaca, Gapstur sugirió hablar con el médico sobre los riesgos y beneficios de beber.

¿Es cierto que los cambios meteorológicos afectan nuestro cerebro?

La biometeorología médica es la disciplina encargada de investigar la influencia de los factores meteorológicos en la salud, tanto física como psíquica. El viento, las precipitaciones, las tormentas eléctricas, la presión atmosférica, la humedad, la ionización ambiental y las variaciones súbitas de temperatura son los factores que más se relacionan con alteraciones corporales. Estas alteraciones se denominan meteoropatías y se producen como consecuencia de variaciones en la polaridad y la intensidad de carga iónica atmosférica, alterando la actividad de los neurotransmisores cerebrales.

Los biometeorólogos clasifican a los pacientes en tres grandes grupos: en un grupo se produce un empeoramiento del estado depresivo latente, los pacientes tienen déficit de atención y mayor ansiedad, un segundo grupo tiene respuestas de conductas violentas, irritabilidad y agresión, y un tercer grupo que incluye a aquellas personas que padecen migraña ante la llegada de un frente.

Diferentes estudios han asociado el efecto foehn, un efecto termodinámico que se produce en relieves montañosos cuando una masa de aire entra en contacto con cadenas montañosas, provocando el brusco calentamiento del aire al descender por la ladera opuesta a la dirección del viento, con la aparición de estrés psíquico y migrañas, especialmente en la población suiza. Por otro lado, investigadores polacos analizaron los casos de suicidio ocurridos en Cracovia entre 1991 y 2002, y encontraron que la probabilidad de intento autolítico se elevaba en casi un cincuenta por ciento en los días con efecto foehn. Otros estudios han señalado la relación que existe entre la temperatura y el número de ingresos hospitalarios, constatando que a partir de los 26ºC aumenta de forma considerable la hospitalización por patología psiquiátrica. También se relaciona una mayor tendencia a sufrir episodios maniacos en los meses estivales, y cuadros depresivos en invierno.

¿No has escuchado nunca decir que el viento del norte es “el viento de los locos”? Pues sí, el viento del norte se relaciona con el mal humor. Recordemos que nuestro cerebro, funciona con la electricidad que obtiene de las sales que ingerimos de los alimentos. La llegada del viento norte con sus iones positivos, neutraliza los negativos de nuestro cerebro, provocando su mal funcionamiento. Nos ponemos irritables, agresivos y de mal humor sin motivo; como “locos”. Este viento influye en aquellas personas que ya tenían algún trastorno psicológico, agravándoselo.

¿Y cómo cambiamos nuestro humor? Lo mejor es tomarse una ducha. Las gotas de la ducha, imitación de la lluvia, arrastra los iones positivos provocando que nuestro cerebro comience a funcionar de forma correcta. Ya sea la lluvia, sentarnos a la orilla del mar donde rompen las olas y se producen como pequeñas lluvias o una simple ducha, nos devuelve el humor y la tranquilidad que habíamos perdido.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.