Log in

Nutrición

Se duplican los niños con sobrepeso por elevado consumo de comida chatarra.

Se estima que hay 830 millones de obesos entre adultos y niños, por encima de los casi 822 millones de hambrientos. El porcentaje de niños en edad escolar con sobrepeso casi se ha duplicado desde el año 2000, pues la mayoría no comen suficientes frutas y verduras, mientras que si consumen comida rápida y refrescos regularmente.

El más reciente informe de la ONU sobre nutrición muestra que en el 2016 había 338 millones de niños entre 5 y 19 años con sobrepeso y en 2018 el problema lo sufrían 40 millones entre los de menor edad. Ninguna región se salva de esta epidemia, que incluye a 2.000 millones de mayores de edad en el mundo y que en Norteamérica, Oceanía, Latinoamérica y Europa supera tasas del 50% en adultos y del 25 % en niños en edad escolar.

Los productos altamente procesados utilizan proteínas, carbohidratos y grasas de cultivos de bajo costo, más los aditivos. En Estados Unidos, Reino Unido, Canadá o Australia, se calcula que hasta el 60% de las calorías proceden de dichos productos. Los expertos indican que el consumo de alimentos ultraprocesados, es proporcional con la incidencia de obesidad, diabetes y cáncer. Un estudio de la universidad de París-Sorbonne, publicado por la revista JAMA Internal Medicine concluía recientemente que comer ultraprocesados tiene una relación directa con el aumento de la tasa de mortalidad.

Algunos países buscan medidas como limitar la publicidad de comida chatarra y prohibir su venta cerca de las escuelas, elevar los impuestos de las bebidas gaseosas, modificar la composición de los productos o subsidiar la producción de frutas y verduras, con el objetivo de detener esta epidemia de rápida expansión.

  • Escrito por Salud al Día
  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 46

El huevo puede prevenir la pérdida de memoria

Además de su bajo aporte calórico y la sensación de saciedad que provoca, en su núcleo se encuentran todos los minerales y todas las vitaminas, excepto la C.

La yema contiene selenio, que es un antioxidante natural, ácido siálico que es antiinflamatorio y carotenos beneficiosos para la salud ocular: y en su núcleo tiene luteína, selenio, lecitina, ácido fólico y colina, que contribuyen durante el embarazo al desarrollo del cerebro y sistema nervioso del bebé.

Dos piezas de huevo cuentan con 13 gramos de proteína y la proporción perfecta de lípidos: dos tercios de grasas insaturadas y un tercio de saturadas. Su lípido activo mejora la memoria, sobre todo en niños y ancianos. El huevo previene la sarcopenia y evita la desnutrición senil.

Recuerde consumirlos orgánicos, siempre que le sea possible.

  • Escrito por Salud al Día
  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 750

Nuevo estudio: jugos de frutas, tan dañinos como los refrescos

La revista JAMA Network Open publica un estudio de la Univeridad Emory sobre los efectos nocivos para la salud, no solo de los jugos de frutas industrializados, sino también de los jugos de frutas naturales.

De acuerdo a la investigación de Emory, consumir jugos de frutas en exceso puede llevar a un mayor riesgo de muerte de entre 9 y 42 % y ser tan dañinos como los refrescos. Jean A. Welsh, coautor del estudio, indica que “Las bebidas azucaradas, ya sean refrescos o jugos de frutas, deben ser limitadas”.

El estudio recomienda que los niños de 1 a 6 años deben limitar el consumo de jugos de frutas a 170 mililitros por día y de 7 años en adelante y adultos ,deberían limitarse a a 230 mililitros por día.

Entre los jugos con más azúcares se encuentran los de naranja, que aunque se preparen naturalmente, resultan muy similares a los azúcares agregados a los refrescos y otras bebidas endulzadas.

 

 

  • Escrito por Salud al Día
  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 140

Comer verde para la salud muscular

Muchas personas tienen sensaciones habituales de cansancio, tensión muscular e incluso calambres o temblores musculares, que no revelan la existencia de enfermedad, pero sí una sensación persistente de malestar, por el cansancio que supone para el organismo la tensión muscular constante. Generalmente es consecuencia de la deficiencia mineral de magnesio y potasio.

 Son varias las razones nutricionales que aconsejan comer verde. El hecho de que sean la fuente natural más concentrada en fibra, colorantes y vitaminas antioxidantes; y su riqueza en minerales como el potasio y el magnesio, que participan directamente en la contracción y relajación muscular, tiene sus repercusiones en el estatus nutricional de quien las consume de forma habitual. 

Se necesitan como mínimo dos raciones diarias de hortalizas para proveer al organismo de todos sus nutrientes. El magnesio está distribuido en nuestro organismo fuera y dentro de las células. Su forma extracelular interviene en la transmisión neuromuscular, y desempeña una función primordial en la relajación muscular y en el buen funcionamiento del corazón. El magnesio intracelular forma parte de la matriz ósea. Este mineral desempeña, en equilibrio con el calcio, un rol importante en la función del músculo, en sus movimientos de relajación y contracción. Un déficit de magnesio originaría una excitación nerviosa y muscular excesiva, latidos cardiacos irregulares y debilidad. Además, este mineral está implicado en los procesos metabólicos de transferencia y liberación de energía. 

Estos minerales abundan en las verduras de hoja verde, los frutos secos, las legumbres y los cereales integrales. Comer verduras, y sobre todo, comer cada día las dos raciones de hortalizas tiene que convertirse en un hábito alimenticio, para mantener nuestra salud muscular.

 

  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 1906

Aprende a seleccionar tus ensaladas

Las ensaladas, con su gran volumen y sus ingredientes crujientes, son nuestras favoritas para saciar y controlar el apetito. Pero hay que saber elegirlas y prestar especial atención a lo que ponen en ella, sobre todo si las comemos fuera de casa.

- Comenzar con una base de hojas verdes, naturales, llenas de vitaminas y antioxidantes.

- Elige vinagretas antes que aderezos cremosos, y sitúalos al lado del plato para usarlo como dip, y no mezclado en toda la ensalada. Introduce tu tenedor en el aderezo antes de dar una mordida, en lugar de vaciar toda la taza del mismo sobre tu ensalada. El aceite de oliva es una mejor opción, pero sin excesos, cada cucharadita equivale a 45 calorías.

- Evita añadirle tocino, chips de tortilla y frijoles fuera de casa, pues en algunos restaurantes los preparan con manteca de cerdo.

- Las nueces regulares son mejores que las confitadas y la fruta fresca es mejor que a fruta seca, si te interesa controlar las calorías que añades.

- Presta atención al contenido de grasa saturada, no toda la grasa es igual. Un poco de grasa de fuentes como el aguacate o las nueces regulares, no es perjudicial.

 

 

  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 2373

Los alimentos que nutren el cerebro de los niños

El cerebro comienza a formarse en las primeras semanas del embarazo y va creciendo hasta los 3 años de edad. A los 6 años el cerebro del niño ya tiene el 90% de su tamaño definitivo. Para un desarrollo cerebral adecuado en nuestros niños, los siguientes alimentos no pueden faltar en la mesa:

  • Pescados azules como el salmon, el atún, las sardinas. Al menos una vez a la semana debe comer pescado azul, el cual aporta ácidos grasos de omega-3 y vitamina D. Los ácidos grasos son esenciales para el desarrollo y buen funcionamiento del cerebro y la memoria.
  • Huevos. Aporta colina, sustancia indispensable para el desarrollo del cerebro tanto del niño como la madre durante el embarazo. La colina participa en la generación de mielina que recubre las neuronas y recupera funciones cerebrales. Es una excelente fuente de vitamina D.
  • Chocolate. Contiene serotonina que favorece la concentración.
  • Pastas. Posee hidratos de carbono, los cuales se convierten en glucosa, energía para el cerebro.
  • Plátanos, aguacates y tomates. Excelente aporte de vitaminas y minerales. El plátano, aporta potasio, el aguacate, magnesio y los tomates tienen licopeno, un antioxidante que protege del daño celular del cerebro.
  • Yogures y quesos. Poseen un alto contenido de calcio cuyo déficit puede provocar fatiga mental.
  • Frutos secos. Aporta ácidos grasos buenos, esenciales para la concentración y la memoria.
  • Legumbres como lentejas, judías blancas o garbanzos son ricos en proteínas. Aporta proteínas y hierro, sin la grasa saturada que lleva la carne. Las proteínas promueven las conexiones del cerebro, mientras el hierro, lo oxigena.

La calidad de la alimentación incide en gran medida, en la capacidad cognitiva y la inteligencia

 

  • Escrito por Salud al Día
  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 418

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.