Log in

ALERTA: Si tienes la Helicobacter pylori, mucho cuidado con la aspirina.

  • Published in portada

Como ya hemos informado anteriormente, estudios recientes echaban por tierra el mito de que una baja dosis de aspirina diaria tenía un efecto preventivo contra eventos cardiovasculares en pacientes sanos y alargaba sus vidas. Su efecto protector es para aquellos individuos que ya han sufrido un accidente cerebrovascular o un ataque al corazón.

Entre sus efectos secundarios está el riesgo de sufrir lesiones gastrointestinales, úlceras de estómago o hemorragias gastrointestinales, y este riesgo de sufrir hemorragias gastrointestinales se eleva 2.5 veces más si se padece una infección por Helicobacter pylori.

La bacteria Helicobacter pylori es una de las infecciones más comunes del mundo. La mayoría de las personas infectadas ni desarrollan síntomas ni sufren úlceras, pero cuando aparecen síntomas y se detecta la bacteria, el riesgo de úlcera es mucho mayor.

Un reciente estudio publicado en The Medical Journal of Australia explica que tanto la aspirina a bajas dosis de forma diaria, como la bacteria Helicobacter pylori aumentan el riesgo de úlcera y de hemorragia gástrica individualmente; y si ambos factores coinciden en un mismo individuo, el riesgo aumenta hasta dos veces y media.

Los autores del estudio sospechan que no se produce una sinergia -potenciación, sino un antagonismo: la infección por H. pylori aumenta la producción de unas sustancias llamadas prostaglandinas en la mucosa intestinal, y la aspirina hace justo lo contrario. Pero no se sabe a ciencia cierta todavía la razón por la cual ambos factores se potencian.

Los autores recomiendan que los médicos tengan en cuenta estos resultados en aquellos pacientes que ya posean un elevado riesgo de sufrir úlceras gástricas y hemorragia digestiva.